Viernes 20 Octubre 2017,
Vivo En Chetumal

Hazlo como Hombre

Hazlo como Hombre
Calificación
2.5

Actuación

Dirección

Guión

Vivimos en un país el cual, la homofobia y el machismo se han convertido en un problema para la sociedad, solo recordemos las marchas del frente nacional de la familia o el poco respeto que se le muestra a los homosexuales es su día a día, por lo cual siempre es importante poder observar y escuchar todas las propuestas artísticas que hablen a favor de esta causa y más en específico en el cine nacional hemos visto excelentes películas como “Un lugar sin límite” (1977) , “La otra familia” (2011) y películas que resultan francamente ofensivas como “Macho” (2016) o “Pink” (2015), ahora llegando el turno de “hazlo como hombre” película del director chileno Nicolás López .

Esta cinta nos trata de mostrar la vida de Raúl (Mauricio Ochmann), un personaje al cual es retratado desde el principio de la cinta como homófobo y machista, con todos lo cliches y actitudes estereotipadas que un personaje de este tipo puede tener, este personaje cuanta con dos amigos, Santiago (Alfonso Dosal) y Eduardo (Humberto Bustos), los cuales son mejores amigos desde la infancia, sin embargo Santiago se da cuenta que a sus 35 años es gay decidiendo salir del closet, desencadenando una serie de conflictos para Raúl que decide “curar” a su amigo.

            Desde que comienza la película el personaje de Mauricio Ochmann, se ve muy exagerado, repitiendo comentarios machitas sin sentido y que no aportan nada a la historia, remarcando la homofobia de este personaje.

El personaje de Santiago (Alfonso Dosal), no tiene el estereotipo de gay amanerado que siempre ponen en las películas, sin embargo la pobreza del guion no da para que su personaje aborde temas relevantes de la comunidad LGBTIQ, sin embargo las pocas líneas de guion que parecen tener sentido son interpretadas de buena manera por este actor.

Lo que me resulta ofensivo y grosero de esta película, es que hay esbozos de un guion mejor planteado y creíble, pero se nota el manoseo del mismo para el lucimiento de dos actores, Mauricio Ochmann y Aislin Derbez (la cual tiene un personaje de relleno, por lo que da lo mismo si está o no en la trama), intentando entregar actuaciones intensas y sentidas de la problemática que están enfrentando, pero que al final resultan exageradas y poco creíbles.

Esta película pone de pretexto el apoyo a la comunidad LGBTIIIQ, cuando lo que están haciendo es utilizarla, ya que no muestran los problemas que tienen que superar al salir del closet, todo se queda en un chiste mal contado, una historia totalmente sin sentido.

La contextualización de la película retrata un México inexistente, uno en el cual el entorno no importa, ya que todos son “gente bien”, con un poder económico importante, viviendo en zonas de la ciudad de México en las cuales no hay contaminación y pareciera que es una ciudad del primer mundo, todo resulta ser muy bonito y sin problemas.

Al final la película resulta ser un trabajo digno del olvido del público y de algún reclamo de reembolso en las taquillas del cine, se encarga de mostrar algunos (o todos) los estereotipos que conocemos y el mensaje final se disipa, dejándonos con nada.

Es una película que un su concepción pudo haber tenido buenas intenciones, pero es utilizada como vehículo de lucimiento personal de Mauricio Ochmann y Aislin Derbez, los cuales han demostrado nuevamente poco talento actoral, resulta mala y aburrida de principio a fin con chistes forzados y encaminados al alarde de estos dos actores.En el cine el actor tiene que estar a la disposición del guion y no al contrario, cuando esto sucede tenemos trabajos de mala calidad como el de esta película.

 

Acerca del Autor