Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
miércoles 20 marzo 2019,
Vivo En Chetumal

Ready Player One

Ready Player One
Calificación
4

Guión

Actuación

Dirección

Efectos Especiales

Música

Steven Spielberg no para. Su The Post(Los archivos del Pentágono / The Post: Los oscuros secretos del Pentágono) apenas se estrenó hace unas semanas y competía en la última edición de los Oscar. El prolífico director vuelve ahora a la ciencia ficción con este Ready Player One (Ready Player One: Comienza el juego), basado en la novela homónima de Ernest Cline y protagonizado por Tye Sheridan, Olivia Cook, Ben Bendelsohn, Mark Rylance, Lena Waithe y Laetitia Wright.

Ready Player One es una película que hay que ver más de una vez para poder entender toda su riqueza visual y narrativa. Una película que apetece ver más de una vez en realidad.

Su protagonista es Wade Watts (Tye Sheridan), un chico de 19 años que vive en la superpoblada y pobre Columbus (Ohio) de 2045. Aunque pasa sus días en OASIS, un entorno de realidad virtual donde todo es posible, hasta escalar el Everest con Batman. “La gente vino a OASIS por todas las cosas que podían hacer y se quedó por todas las cosas que podían ser”, nos cuenta Wade con una voz en off introductoria para ponernos en antecedentes, mientras un plano secuencia de esos tan spielbergianos nos enseña una ciudad vertical en la que, por supuesto, hay drones voladores entregando pizza.

Ready Player One explota al máximo la sofisticación tecnológica de 2018 para recrear un OASIS completamente digital, pero en el que esa digitalización no molesta — como en tantas otras superproducciones — sino que es algo complementario de este universo. Además su banda sonora ochentera con temas como el “Jump” de Van Hallen, el “Blue Monday” de New Order o el “World in My Eyes” de Depeche Mode nos llena de nostalgia y nos evoca el mejor cine de ciencia ficción de una década pretérita.

Es difícil no encontrar algo con lo que conectar en Ready Player One. Por un lado está su sentido del humor, responsabilidad sobre todo de los personajes de T.J. Miller y Lena Waithe. Hay referencias al mundo de la cultura de videojuegos (que confieso que no entendí). Referencias para cinéfilos con guiños a AlienBack to the FutureStar WarsSaturday Night FeverBreakfast Club y hasta Citizen Kane. Por no mencionar una secuencia que recrea el hotel de The Shining y consigue homenajear a la vez a Stephen King y Stanley Kubrick, además de hacer reír bastante.

Luego está la historia claro. La misión que este héroe — en el significado clásico del término — debe llevar a cabo. El creador de OASIS — Faraday (Mark Rylance) — ha muerto y ha ocultado un Easter egg en su universo. Quien consiga vencer tres pruebas dentro de ese mundo, se hará con el premio, además de la fortuna de Faraday y el control de OASIS. La empresa gigantesca 101 invierte dinero y recursos por tratar de que sea su presidente ejecutivo — Sorrento (Ben Mendelsohn) — quien se haga con el premio. Parzival, el avatar virtual de nuestro protagonista, consigue vencer la primera prueba pero será la misteriosa Art3mis (Olivia Cooke) quien haga que entienda la importancia de ganar esta competición contra la avaricia corporativa de 101.

Y no, los personajes femeninos no son necesariamente el fuerte de Spielberg, pero el Aech de Waithe se merece una mención por su falta total de estereotipos. Art3mis, a su vez, se destaca como una heroína fuerte que guía a Wade en su misión. Y sí, claro, saltan chispas entre ambos.

Acerca del Autor

Coordinador de Vivo En Chetumal en las Redes Sociales y de la Web . Autor de la sección de Crónica Chetumaleña. Chetumaleño, Geek, Cinéfilo, Gamer, Zombie Fan y de buen diente pa' comer.